SIEMPRE TENIA EL ESTOMAGO INCHADO.

Compartir